Lunes 20 hs - Sábados 10 hs
Whatsapp:+54 9 11-5762-2985
Facebook: Cascos Azules FM Twitter: cascosazulesarg Instagram: cascosazulesarg

Creación - Dirección y Conducción :
Eduardo Horacio Cundins
Co - Conducción :
Alejandra Formoso Urruzola
Producción:
Federico Cundins - Valeria Diaz

Siguenos:
$('#slide').cycle({ fx:'turnDown', delay: -4000 });

GANADOR DEL PREMIO:

FARO DE ORO 2011
RUBRO TESTIMONIAL

FARO DE ORO 2010
RUBRO SERVICIOS

NOMINADO AL FARO DE ORO 2009

GAVIOTA DE ORO 2009
RUBRO CULTURAL EDUCATIVO

EMBAJADA DE PAZ POR LA ORGANIZACIÓN MIL MILENIOS Y LA FUNDACIÓN PAZ, ECOLOGÍA & ARTE

Argentinos por el mundo en Misión de Paz

PROGRAMA DECLARADO DE INTERES CULTURAL Y AUSPICIADO POR
LA SECRETARIA DE CULTURA DE LA PRESIDENCIA DE LA NACIÓN

Skip Navigation LinksInicio»Noticias»Ampliación de Noticia

La reforma de 1994

miércoles, 15 de julio de 2020

https://www.lanacion.com.ar/opinion/carta-de-lectores/de-los-lectorescartas-ampmails-nid2283188


Un valiente planteo sobre la decadencia de la República en los valores de su representantes que actualiza la descripción aristotélica de las formas corruptas de gobierno

La reforma de 1994

Los autoelogios1 de quienes participaron de la reforma de la Constitución de 1994 sobre sus supuestos efectos positivos parecen referirse a una idílica nación escandinava y no a nuestra maltrecha República, en lamentable proceso de degradación institucional y moral. Sería útil un balance crítico y realista, en vez de proclamar que tenemos "una Constitución entre las más avanzadas y progresistas del mundo". La reforma de 1994 no cuajó por pruritos institucionales, sino para la reelección de Menem. La principal excusa de la oposición para aceptar colaborar fue intentar mejorar la independencia judicial, pero se creó un Consejo de la Magistratura que fue un remedio peor, y las consecuencias, que algunos anticipamos, hoy las sufrimos con la exacerbada politización. De paso, y sin mayor debate, se produjo un trascendental cambio, poco evaluado de nuestro sistema de control constitucional, violando las restricciones de la ley de convocatoria. En lo político se rescata la autonomía para la ciudad de Buenos Aires, pero queda la duda sobre la disminución de 6 a 4 años del período presidencial agregando la reelección; también el deslizamiento hacia una Constitución con sesgo continental europeo, donde el rol de los poderes se desdibuja, dejando inexplicablemente un Ejecutivo más fuerte, una híbrida figura del jefe de Gabinete que remeda al primer ministro y extraños órganos extrapoderes, acentuándose además el centralismo a expensas del régimen federal.

La incorporación de convenciones internacionales sin una adecuada revisión, parcialmente positiva, también excede las limitaciones que, bajo pena de insanable nulidad, tenía la ley de convocatoria. Bien interpretada, la Constitución clásica protegía claramente los derechos humanos, y, nuevamente se crean derechos sin las adecuadas obligaciones. El reconocimiento de los partidos como instituciones fundamentales ha servido para entronizar una corporación muy criticada y hoy en plena crisis. Alfonsín dijo que la nueva Constitución era un triunfo de los políticos. ¡Es cierto! La Constitución original se hizo para el país (ni siquiera mencionaba a los partidos); esta se ha hecho para los políticos, el país y sus instituciones estuvieron ausentes. De los 305 convencionales hubo solo uno que llegó desde la ciudadanía y no desde la política. Ni siquiera tuvieron representación en la Convención voces prestigiosas que se oponían a la reforma.

Insisto: falta autocrítica para mirar una obra cuyos resultados no están claros. Un proceso de reconstitución moral e institucional debe comenzar con una autocrítica de todos los sectores, especialmente de los políticos.

Horacio M. Lynch

lynchhoracio@yahoo.com

1. "Euforia Autoinfligida" (R) E H Cundins


© 2012 - CASCOSAZULES.com.ar - Argentina - Todos los derechos reservados - Mapa del Site